En este blog intento mostrar mi pasión por el dibujo, y mi pasión por mi ciudad, Cádiz, a través de diferentes dibujos tanto en papel como en lienzo, tanto en tinta como en acrílico.


Si desean ponerse en contacto conmigo para cualquier consulta pueden hacerlo a través de mi correo j.alcina.s@gmail.com

QUEDA TERMINANTEMENTE PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN Y USO TANTO PRIVADO COMO PÚBLICO DE CUALQUIERA DE LOS CONTENIDOS DE ESTE BLOG SIN AUTORIZACIÓN EXPRESA POR PARTE DEL AUTOR. TODOS LOS DERECHOS DE TEXTOS E IMÁGENES, SALVO QUE SEAN CITAS A OTROS AUTORES, SE ENCUENTRAN PROTEGIDOS POR DERECHOS DE AUTOR.




miércoles, 7 de agosto de 2013

Desde la Calle Santa María

Izq. Casa Lasquetty. Delante: Barrio del Pópulo y Catedral.
Cuando uno busca un remanso de paz para sentarse a dibujar busca normalmente sitios donde no moleste, pero donde tampoco tenga muchas interferencias del entorno; yo personalmente disfruto buscando escalones en las casapuertas, los vecinos cuando ven que estás retratando su barrio se muestran amables y acabas siempre tendiendo una conversación. Pero no os engañéis, por más cerrada y tranquila que parezca una casapuerta, una vez te sientas la ley de Murphy entra en acción y la calle menos transitada de Cádiz se convierte en un bullicio donde todos los vecinos viven en la misma casa en la que tu estás sentado.
Esta vez me senté en el número 4 de la calle Santa María, buena gente; frente a mí tenía la casa Lasquetty, que ocupa los números 11 y 13 de dicha calle. Lasquetty fue título nobiliario español, creado por el rey Carlos IV el 1/2/1796 a  favor de Sebastián Lasquetty y Roy, regidor perpetuo de Cádiz; y aunque la casa es conocida por ese nombre, lo cierto es que fue creada para otro regidor de Cádiz casi un siglo antes.

Si bajamos la calle salimos del barrio de Santa María, vemos como la calle San Juan de Dios cruza bajando hacia la derecha . Los arcos avecinan la entrada al barrio del Pópulo justo donde se ubicaba el antiguo castillo de la Villa y el arco que se observa transitable es el de los Blanco, una de las 3 puertas que tuvo el Cádiz medieval, siendo esta la que uniría la pequeña urbe medieval con el tómbolo arenoso. Al fondo la ubicua "catedral nueva", parece que estés donde estés ella está también pues por su tamaño invade todo cuanto nos alcanza la vista. Si queréis saber un poco más, os invito a que entréis por ese arco y averigüeis los tesoros que se ocultan en su interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario