En este blog intento mostrar mi pasión por el dibujo, y mi pasión por mi ciudad, Cádiz, a través de diferentes dibujos tanto en papel como en lienzo, tanto en tinta como en acrílico.


Si desean ponerse en contacto conmigo para cualquier consulta pueden hacerlo a través de mi correo j.alcina.s@gmail.com

QUEDA TERMINANTEMENTE PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN Y USO TANTO PRIVADO COMO PÚBLICO DE CUALQUIERA DE LOS CONTENIDOS DE ESTE BLOG SIN AUTORIZACIÓN EXPRESA POR PARTE DEL AUTOR. TODOS LOS DERECHOS DE TEXTOS E IMÁGENES, SALVO QUE SEAN CITAS A OTROS AUTORES, SE ENCUENTRAN PROTEGIDOS POR DERECHOS DE AUTOR.




viernes, 20 de septiembre de 2013

Un Cádiz de altura. Torre Tavira I

Cuando el Marqués de Recaño bajaba hacia la antigua catedral de Cádiz seguramente cogería su carruaje o quizás recorrería andando la bajada de la Cuesta de Recaño, nombre del tramo de la calle Sacramento que confluye con la calle San Miguel, ya que su palacio  se sitúa en ese lugar. Para quien no lo sepa, su palacio es la casa donde ha estado ubicado el Conservatorio Manuel de Falla, y es mundialmente conocido por poseer anexa la Torre vigía más importante de la ciudad, la Torre Tavira, declarada torre mirador oficial del puerto de Cádiz allá por 1787.

El 7 de septiembre me senté en este lugar porque me ayudó a resguardarme de la lluvia, y ya que estaba cerca de mi casa podría haber huído si el chirimiri se convertía en gota fría. Elegí esta calle tabién porque ofrecía unas perspectivas imposibles, de vértigo. Sobre todo porque es la zona más elevada de la ciudad, al borde de lo que fue una bajada natural al mar en tiempos pretéritos, acantilado que se encontraba en el colmatado canal bahía-caleta que formularon Ponce y Ramírez. Es por eso que si buscamos bajo el número 10 de la calle Marqués del Real Tesoro encontraremos muros, espacios de trabajo y viviendas de lo que fue la primitiva urbe fenicia, y digo fenicia porque su antigüedad superan con mucho a los restos púnicos distribuídos por toda la provincia, quizás estemos cerca de nuestro orígen y en vez de mirar desde arriba de la torre deberíamos mirar también debajo de ella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario