En este blog intento mostrar mi pasión por el dibujo, y mi pasión por mi ciudad, Cádiz, a través de diferentes dibujos tanto en papel como en lienzo, tanto en tinta como en acrílico.


Si desean ponerse en contacto conmigo para cualquier consulta pueden hacerlo a través de mi correo j.alcina.s@gmail.com

QUEDA TERMINANTEMENTE PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN Y USO TANTO PRIVADO COMO PÚBLICO DE CUALQUIERA DE LOS CONTENIDOS DE ESTE BLOG SIN AUTORIZACIÓN EXPRESA POR PARTE DEL AUTOR. TODOS LOS DERECHOS DE TEXTOS E IMÁGENES, SALVO QUE SEAN CITAS A OTROS AUTORES, SE ENCUENTRAN PROTEGIDOS POR DERECHOS DE AUTOR.




jueves, 1 de mayo de 2014

Lo que el viento se llevó, poblado de Sancti Petri.

El día 31 de mayo inauguramos los Sketchers Bahía de Cádiz la exposición sobre cuadernos de dibujo realizados a lo largo de varios meses en los que nos hemos reunido en 4 ocasiones.
Nuestro motivo era retratar algunos de los más emblemáticos lugares de la bahía a través del color y el dibujo en sus mas diversas posibilidades.
Puerto de Santa María, Cádiz, las salinas de San Fernando y Chiclana de la Frontera con su poblado pesquero de Sancti Petri.

Yo por mi parte además de estos motivos iniciales intenté recoger los monumentos que más me decían de cada lugar, soy una especie de Labordeta con cuaderno y barbas. La última quedada no pudo venir en mejor momento, Chiclana de la Frontera en un día en que el sol avecinaba un verano caluroso. En mis páginas he recogido lo que para mí representan mejor estas tierras, el mar y unos habitantes que dejaron de visitarnos hace tiempo, el atún.

Cuaderno japonés, tinta y acuarela. Poblado de Sancti Petri. 27 abril

El poblado apenas es un cúmulo de escombros y restos de viviendas que aún son habitadas, entre los solares bañados por el sol parcelas en las que aún resuenan los ecos de nacimientos de niños que hoy son hombres y que crecieron al amparo de la industria pesquera, porque los peces no saltan al plato, hay que pescarlos.
El viento me obligó a atrincherarme tras una duna, era el día idóneo para cobijarse en uno de esos búnkers diseminados por toda la costa atlántica de la provincia de Cádiz, pero no, en esta ocasión el búnker fue la arena de una duna móvil. Al final huí hacia el interior del pueblo...más fantasma aún que el propio poblado de Sancti Petri, ningún alma en la calle, solo yo y los monumentos de la Plaza Mayor, sol y silencio.

Despliegue de las 4 páginas de Chiclana de la fra.


 Me supo a poco, y esta semana he realizado un periplo digno de ser narrado y comparado con el del mismísimo Un-Amón; una navegación de cabotaje a través de la N-340, de cabo en cabo, de monte en monte; vuelo charter al vergel del edén.

Torre de la Peña, Tarifa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario