En este blog intento mostrar mi pasión por el dibujo, y mi pasión por mi ciudad, Cádiz, a través de diferentes dibujos tanto en papel como en lienzo, tanto en tinta como en acrílico.


Si desean ponerse en contacto conmigo para cualquier consulta pueden hacerlo a través de mi correo j.alcina.s@gmail.com






martes, 29 de julio de 2014

PLAYA DE LA CALETA


Hacía un tiempo ya que no dedicaba mi espacio a la Caleta, y es que este verano estoy dedicando el tiempo a muchas cosas productivas que me tienen alejado de una de mis aficiones favoritas, la Caleta. He rescatado algunos dibujos que he ido haciendo a lo largo de esta primavera de esta minúscula cala que en otro tiempo de llamó de Santa Catalina por la pequeña ermita dedicada a esta santa.

El Balneario casi ha acaparado el protagonismo en este entorno llegando a olvidarse el nombre original de esta reducida cala, nadie recuerda ya aquella coqueta iglesia que emergía entre el montón de ruinas romanas que eran los confines de estos campos de vid allá por el s.XVI.

La Caleta es más acogedora que otras playas los días de levante, pero hay días que nadie se libra de que el viento le quite el sombrero, esta mujer estuvo a punto de buscar piedras que meterse en los bolsillos, pero buscó refugio en el bar del Club, el peso de unos pescaditos en el estómago es mejor lastre sin duda.


Desde el mismo punto, girando solamente el cuello un poco hacia la derecha pude ver como la mujer pasaba delante mía luchando contra Eolo, y quedaron solo las barquitas revolviéndose sobre las olas como si intentaran domarlas. Aunque ya había realizado el dibujo del castillo y las barcas antes de que pasara la mujer, por lo que no iba a repetirlo.


Este dibujo se va para Madrid, espero que quien lo tiene lo mire como una ventana a Cádiz que está siempre abierta, además, en blanco y negro los recuerdos parecen más interesantes.Esta plumilla no está realizada in situ como los otros tres dibujos, pero quería ponerla como colofón, pues ya una vez se va la luz no quedan los colores del agua, ni del sol, pero si podemos vislumbrar la silueta insinuada del edificio más caletero, que da sombra como un buen árbol a quien se le arrima; aunque yo soy más de ponerme en otros sitios donde pega el sol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario