En este blog intento mostrar mi pasión por el dibujo, y mi pasión por mi ciudad, Cádiz, a través de diferentes dibujos tanto en papel como en lienzo, tanto en tinta como en acrílico.


Si desean ponerse en contacto conmigo para cualquier consulta pueden hacerlo a través de mi correo j.alcina.s@gmail.com






miércoles, 12 de agosto de 2015

DE PEREGRINO A PIRATA POR LAS PLAYAS DE CÁDIZ

     Algún diccionario, en su segunda acepción del término, dice que peregrino es un adjetivo con el siguiente significado:  "Que anda o viaja por tierras extrañas que presentan dificultades". Por lo tanto, podemos decir que aquél que recorre toda la costa de la provincia de Cádiz es un peregrino. 

     Nunca dejará de sorprenderme la variedad de paisajes que pueden entrañar nuestras playas. Cuando creo que lo he visto todo, mi coche me acerca a una nueva vista. Desde el faro de Punta Mala al de Chipiona hay un caminito de olas que algún pirata conocerá y que lo lleva por el agua que cae por las rocas de los Caños de Meca.

     Algunos piratean sonrisas a aquellos que se cruzan con unos bañistas de barro gris que caminan hacia el chiringuito.Hoy día el abordaje se hace en cometa, fijáos en el dibujo, no son buitres leonados como tendemos a pensar siempre que vemos algo planeando.























     Tampoco son buitres leonados esto que sobrevuelan estos castillos. Estos parapentes con motor son unos curiosos rapaces que otean las dunas desde las alturas, y aunque no buscan ninguna presa, alguna sorpresa se llevan. Los  castillos de esta playa no son de arena, sino de cemento y otras muchas cosas, quizás riquezas.  Maymún pensaba eso allá por el año 1145 de nuestra era. Para él, el templo de Hércules, donde hoy se asienta el Castillo de Sancti Petri, tenía algo más que piedras y una altura considerables.

     Para altura la de estas plataformas.

Las playas del Puerto de Santa María ofrecen secretos como castillos en ruinas.






También vistas desconocidas hasta entonces por el hombre de la Alameda Apodaca de Cádiz o paisajes industriales como este de La Puntilla.


 Buenos ratitos se echan allí; aunque con buena gente se está bien en cualquier sitio.




No hay comentarios:

Publicar un comentario